Por qué Jordan se negó a que las entrevistas para su documental fueran grabadas en su casa

A más de dos décadas del último campeonato de la NBA que conquistó Michael Jordan junto a los míticos Chicago Bulls, la serie documental que se estrenó hace ya varias semanas en los Estados Unidos y el resto del mundo ya es un éxito. Con históricos números de audiencia, los primeros seis capítulos marcaron diferentes puntos en la carrera de uno de los atletas más relevantes en la historia del deporte.

Con un repaso por el nacimiento de la figura de Jordan en su infancia, sumado al de otras estrellas de la NBA y de aquellos Bulls como Scottie Pippen y Dennis Rodman, la película se centra en la última temporada victoriosa de Chicago, la 97-98 que terminó con el sexto anillo de campeón para una franquicia que marcó una era en la liga más famosa del básquet del mundo.

Como actor protagónico de la historia, Jordan accedió a mostrar las más de 10.000 horas de grabación que se tomaron hace más de dos décadas de la intimidad de su equipo. Y además más de un centenar de notas que se realizaron para el documental, MJ fue entrevistado en tres ocasiones. A pesar de que en un primer momento se dijo que los mano a mano con el director Jason Hehir habían sido en su residencia en la Florida, fue el hombre a cargo de liderar The Last Dance el que se encargó de confirmar que no visitó la mansión del histórico 23.

“Hay ciertos aspectos de su vida que quiere mantener en privado”, dijo Hehir en diálogo con el sitio web estadounidense Insider, confirmando que fue Jordan el que se negó a que las grabaciones fuera en su fastuosa casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *